domingo, 23 de noviembre de 2008

CALMA TRAS LA TORMENTA

Después del rodaje de El Cuento todo apuntaba a que los problemas iban a volver al grupo de Three Bastards. Pasados unos días después del accidente con los petardos, Rafa García de la Mata pareció caer en la cuenta de lo que Chavanel había hecho y amenazó con abandonar el grupo, esta vez de forma definitiva.
"En fin, ha quedado claro lo que ya dije en su momento: en este grupo de niñatos falta, ante todo, madurez. Es una pena que ni Carlos ni Javi hayan evolucionado y comrpobado que la época de jugar en el parque ya pasó, ahora tenemos que trabajar y este mundo es mucho más serio de lo que ellos creen. Pensé que al volver podría enseñarles lo que es la vida, pero obviamente, disfrutan con sus juegos de niños y sus tonterías. Estoy planteandome muy seriamente si debo continuar en este grupo y si, de hecho, Three Bastards debe continuar" declaró García de la Mata después de ver la factura de la persiana.

Chavanel al enterarse de las declaraciones de García de la Mata. "Vennnnnnga, vennnnnnga", dijo.

Sin embargo, el grupo ya estaba preparado para estos altibajos y no estaban dispuestos a aguantar más problemas como los del pasado. En una reunión concertada en casa de Javier Chavanel, consiguieron convencer a Rafa García de la Mata de que no abandonara y más aún, le convencieron de que pagara él mismo la persiana. Aquí tenemos una fotografía con la oferta que le hicieron a Rafa y que, como podemos observar, no rechazó:

"¿Qué puedo decir? Esos tíos saben cómo hacer negocios", dijo Rafa después de la reunión.

Pero en la reunión no sólo se habló de dinero, hubo otro punto del que nadie sospechaba nada y que ha sido otro cambio en el camino de esta pequeña productora. La nueva noticia viene de la mano de Carlos Martínez, que a punto de terminar la carrera ha tomado una decisión que rompe con todo lo visto hasta ahora en el joven alcorconés.
Carlos tuvo unos días de descanso en los que se dedicó a ver la televisión con el ojo crítico de un comunicador. Tras observar la situación del mundo, la crisis económica y las guerras que asolan el planeta declaró lo siguiente:
"Creo que Rafa tenía razón, estamos en un mundo de hombres y actuamos como niños. Es hora de hacer algo, y no puedo hacerlo con vosotros aquí, hablándome sólo de películas y desviando mi atención de las cosas realmente importantes. Lo único que lamento es que para ello debo abandonar Alcorcón, mi hogar, el único sitio donde no me siento un extraño...me he alistado al ejército".

"¡Viva el mundo! ¡Hurra por la paz!" dijo Carlos en su fiesta de despedida antes de hacer el servicio militar.

Rafa al oír la buena nueva de Carlos. Detrás, observamos al nuevo "intento" de prodcutor de Three Bastards, Dani Lobato, en una actitud de total apatía. "Que se pire, total, yo tampoco lo concocía mucho", dijo Lobato.

Más allá de las pretensiones heroicas de Carlos, lo cierto es que el próximo 3 de diciembre se trasladará a Ceuta para comenzar su trayectoria como soldado profesional. Tarde o temprano veremos cómo afecta esto a la dirección de la compañía Three Bastards & Johnny.

Mientras tanto Carlos sigue trabajando junto al equipo y el montaje de los trailers continúa sin descanso. En pocos días podremos ver el trabajo al completo, amén de nueva información sobre los nuevos proyectos del grupo.